Los otros libros de Vladimir Nabokov

El escritor ruso Vladimir Nabokov tiene un amplio acervo en su haber, varios de sus libros han sido galardonados y reconocidos en el medio literario, estos libros se han visto un tanto medrados u opacados por su novela más conocida, “Lolita”, veamos que otros libros de Nabokov bien que vale la pena leer:

  • Pnin. El protagonista de esta obra, considerada “la más deliciosa de las novelas de palido-fuegoNabokov” es el inefable e infeliz profesor Pnin, un emigrado ruso que se gana la vida dando clases a media docena escasa de desganados alumnos. Pero los verdaderos enemigos del inefable e infeliz Pnin son los extraños artilugios de la modernidad: coches, electrodomésticos y demás máquinas que, al menos a él, no le facilitan precisamente la vida. Nabokov satiriza aquí un mundo que, a él, como emigrado, le tocó sufrir, y pocas veces se le nota tan desenvuelto, tan feliz en el acto mismo de escribir, tan capaz de transmitir el placer que, a pesar de los pesares, le daba el simple hecho de estar vivo.

  • Pálido fuego. Novela originalísima, desconcertante y diabólicamente divertida, que figura entre las preferidas de su propio autor y en la que refulge, de forma inigualable, su alambicada ironía y su mortífero humor.

  • Ada o el ardor. Ada es un tratado filosófico sobre la naturaleza del tiempo, una paródica historia del género novelesco, una novela erótica, un canto al placer y una reivindicación del Paraíso entendido como algo que no hay que buscar en el más allá, sino en la Tierra. En esta obra, bellísima y compleja, destaca por encima de toda la historia de los encuentros y desencuentros entre los principales protagonistas.

  • Máshenka. Ganin, un joven exiliado ruso, sobrevive en el Berlín de entre guerrasmashenka_nabokov_vladimir_anagrama_ gracias a los más diversos trabajos -camarero, vendedor a domicilio, extra de cine…- mientras sueña con abandonar la ciudad y rememora su infancia y adolescencia en la añorada Rusia y su temprano romance con Mashenka, mujer deseada e idealizada, amor perdido en el pasado. Anhelante, mientras rebusca en su memoria los preciados recuerdos, Ganin rompe con su actual novia y deja pasar el tiempo en la pensión en la que vive con otros exiliados que mantienen una peculiar relación de amor-odio con la madre patria.

  • Habla memoria. A través de una serie de relatos largos, Nabokov, con el pretexto de contar su vida, construye un libro tan ameno, original, divertido y estilizado como sus novelas. Nabokov rememora aquí sus meditaciones infantiles en el retrete, sus vacaciones en la finca campestre de la familia, sus amoríos adolescentes con Tamara en los museos de San Petersburgo; narra las peripecias de su huida de las huestes de Lenin y de su exilio europeo; escribe un homenaje a la honestidad política de su padre y a la belleza y ternura de su madre; pero lo que menos importa son los temas, porque de lo que se trata al fin y al cabo es de celebrar un festín de ingenio e inteligencia, de mordacidad despiadada y de nostalgia desgarradora.

 

  • Una belleza rusa. Olga, una pálida belleza rusa, arrastra su melancolía por los círculos de exiliados del Berlín de entreguerras. Romantovski, un solitario falsificador que, inexorablemente, acabará pagando no por sus delitos sino por su soledad voluntaria. Borísovich, un maduro y mediocre escritor, cuya ingenuidad le convierte en víctima pasiva de su propia fantasía. Konstantin, un sórdido seductor.

 

  • Cartas a Véra. Sin Véra, Vladimir Nabokov no habría llegado a ser lo que fue, ni como escritor ni como hombre. Véra fue su compañera sentimental durante más de medio siglo y ambos formaron uno de los matrimonios más duraderos y avenidos del mundo de las letras. Para Nabokov, ella siempre fue su lectora ideal, desde el primer poema que le e escribió en 1923 hasta la última novela que publicó en vida, dedicada «a Véra». Por eso, leer Cartas a Véra es mucho más que adentrarse en el laberinto del escritor: es resolver el enigma que se oculta detrás de la figura pública, es descubrir las claves vitales que convirtieron a Nabokov en uno de los autores más influyentes del siglo pasado. Y es, en definitiva, disfrutar de algunas de las más hermosas y vívidas páginas privadas que se han escrito jamás.

 

¿Has leído alguno de estos libros u otros de este autor?

Anuncios

5 comentarios en “Los otros libros de Vladimir Nabokov

  1. Guillermo Castro dijo:

    De los libros que aquí se mencionan sólo he leído uno: “Pnin”. Y efectivamente, esta lleno de humor pero también de artificios y embrollos. Nabokov es un escritor de cuidado y no siempre me alcanza la capacidad como lector para ascender a sus alturas. Se supone que “Mashenka” o “Habla memoria” serían libros más asequibles y por ello los pondría en la lista de pendientes. Saludos Gabriela.

    Le gusta a 1 persona

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s