A propósito del día internacional del trabajo

Hay ciertos días en que gusto considerar al blog como uno de «variedad» (aunque no cumpla con los parámetros) por lo que esa cuestión me tiene escribiendo hoy día, demos paso a un poco de verborrea personal: me gusta la historia y estudiar los movimientos sociales que han llevado a la sociedad a cambiar, evolucionar o retroceder, según sea el caso. Hoy que es el día internacional del trabajador quiero recomendarles un libro, mejor dicho, un manifiesto. Sí, acertaron, se trata del manifiesto comunista y ¿Por qué lo hago? Bien, en una sociedad donde el salario mínimo aumenta al igual que los costos y se ven perjudicados ciertos trabajadores de las industrias más grandes y con más empleados [Me refiero concretamente a EE. UU.] es válido recordar el porqué de esta conmemoración y es más válido aún recordar los derechos del trabajador de cualquier industria.

El primer día del mes de mayo se considera una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago los cuales fueron ejecutados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket. A partir de entonces se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores en sentido general celebrada en mayor o menor medida en todo el mundo, abogaban hacer valer la máxima de: «ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa». No fue un movimiento nuevo ni mucho menos, tiene sus bases en predecesores, si quieres leer la historia completa, puedes leerla aquí.

Volviendo al tema de los libros, quiero hablarles del manifiesto comunista, el cuál fue redactado por Marx y Engels a solicitud del segundo congreso de la Liga Comunista y publicado en Londres en 1848, este Manifiesto tardó poco en desbordar los límites de su inicial condición coyuntural, hasta el punto de llegar a tener en el último siglo y medio una difusión sólo comparable con la Biblia y una influencia, como documento político clásico, de radio acaso sólo parejamente alcanzado por la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.

aEste manifiesto se editó en varias ocasiones, con distinto prólogo para cada edición, acorde con la situación actual y/o el país donde sería lanzado, en este tipo de libros no puedo decir propiamente si me parece bien o no, porque es parte de una ideología, de una forma o corriente de pensamiento que es complicado de juzgar, yo he leído este libro ya que me gusta la idea del comunismo, el contexto y demás, si les llama la atención y quieren conocer más a fondo esta corriente de pensamiento, podrán comprender lo necesario que es examinarlo y estudiarlo para formar una idea más amplia y si no les gusta, también léanlo, ya que solo podremos juzgar lo que conocemos, a mí me ha parecido que concentra las principales ideas a manera de grandes capítulos, que muestran desde distintos puntos de vista a la población. En tiempos de cambio de cualquier tipo, vale recordar lo siguiente:

“Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla”.

Puedes encontrar este manifiesto libre en la red, o si lo deseas en físico puedes -conseguirlo aquí en español-

Anuncios

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s