tumblr_nxrwpgtyjC1udeemro1_1280

Relato | El brazo derecho de mi padre, Juan José Millas

   Mi padre no se dio cuenta de que apenas me había abrazado hasta que perdió el brazo derecho en un accidente laboral por el que estuvo cuarenta días hospitalizado. Cada vez que iba a verlo, yo le miraba el brazo que no tenía como si fuera más visible que el izquierdo. Pero la ausencia, claro, carecía de volumen. Era un brazo de aire. Aquel empeño en observar lo inexistente no me facilitó ninguna conclusión, pero sí una cantidad de extrañeza que por la noche, en la cama, intentaba digerir inútilmente. Quería preguntar a mi madre qué habían hecho con el brazo amputado de papá, pero una especie de instinto me decía que se trataba de una pregunta indecorosa.

Seguir leyendo

Today I will be happier than a bird with a french fry.

Narración | La pajarita de papel, Fernando Alonso

Buen martes para todos, hoy les comparto una narración de un relato infantil corto, sobre una pajarita de papel. Gracias por escucharme, un abrazo.



Ir a descargar



ferr

El guardagujas, Juan José Arreola

¡Buen día! Hoy les comparto un cuento de uno de los escritores pertenecientes a los posrevolucionados, en él nos encontramos a un protagonista innegable de este período, el ferrocarril y junto a una narración que raya en el realismo mágico, nos sumergimos en una atmósfera curiosa, disfrútenlo. Hasta pronto.

Seguir leyendo

L' ecrivain Ernest Hemingway en convalescance a l'hopital de la Croix Rouge de Milan en juillet 1918. Il a ete blesse aux jambes lors d'une intervention en tant qu'ambulancier sur le front --- American writer Ernest Hemingway in the Red Cross Hospital in Milan, july 1918

Cuento: El gato bajo la lluvia, Ernest Hemingway

Uno de los mejores cuentos del escritor y del que les hablé ayer en el post y aquí lo tienen:


Sólo dos americanos paraban en el hotel. No conocían a ninguna de las personas que subían y bajaban por las escaleras hacia y desde sus habitaciones. La suya estaba en el segundo piso, frente al mar y al monumento de la guerra, en el jardín público de grandes palmeras y verdes bancos. Cuando hacía buen tiempo, no faltaba algún pintor con su caballete. A los artistas les gustaban aquellos árboles y los brillantes colores de los hoteles situados frente al mar.

Seguir leyendo

dark-eyes-2

Reseña|La madre de los monstruos y otros cuentos de locura y muerte, Guy de Maupassant

Ficha



Título: La madre de los monstruos y otros relatos de locura y muerte   Autor: Guy de Maupassant   Traducción: Margarita Pérez    Género: Terror | Cuento    Editorial: VALDEMAR   ISBN: 978-8477-0213-15  Edición: 4° (2005)    Páginas: 182

-Comprálo aquí en español y con envío gratis-



image_1165_1_58625 (1)Cuanto más se adentra Maupassant en lo fantástico, más avanza en lo irreal  más abraza la realidad, su propia realidad, pues cada vez más sus cuentos están compuestos de observaciones hechas sobre sí mismo. Con una lucidez prodigiosa, este cerebro que se licuaba lentamente notaba todo, desde los primeros fenómenos de autoscopía externa (desdoblamiento) hasta los grandes delirios; no es él quien va hacia lo horrible, es lo horrible que camina hacia él.

Sin duda alguna, Guy de Maupassant fue un prolífico escritor de cuentos, novelas y poesía. Su trabajo más amplio y variopinto fue en el terreno del cuento, en su acervo encontramos relatos de toda índole. Destacando que su estilo fue mayoritariamente naturalista (en sus relatos describe la vida francesa de la época). Es también conocido que el autor incursiono en el género de lo fantástico y el terror, voluntaria o involuntariamente, acosado pues, por los trastornos psicológicos que le aquejaron hacia sus 40 años, próximo a su muerte. Seguir leyendo

tumblr_mdn31gZVhu1re0ug1o1_500

Relato | Las trapecistas no tenemos novio



De las mujeres de mi familia he heredado las canas prematuras y una tendencia sádica a sentarme en el borde de las sillas. Puede parecer un gesto inocente de feminidad antigua, pero aparte de sobrecargar considerablemente las lumbares y los gemelos, oculta el placer siniestro de sentirse al borde del abismo, de no permitirse nunca descansar del todo.

   Mi abuela y sus hermanas pertenecen a esa generación en la cual ser limpia y servicial estaban en el máximo de las aspiraciones para una mujer de familia humilde. Vivir alerta de lo que los demás pudiesen necesitar era en cierto modo dignificarse, y ser pulcra, tanto en la casa como consigo mismas, significaba quitarse de encima la asociación perversa de pobreza y mugre.
   La memoria puede estar en cualquier parte y yo guardo su sentido de alerta en la base misma de la columna vertebral, así que cuando me sorprendo a mí misma sentada como todas ellas, recuerdo que yo no tengo que servir a nadie. De modo que aunque esté incómoda mantengo la postura, porque sólo así soy consciente hasta los huesos, de que no hubiese llegado hasta aquí si no me hubiese mantenido siempre en tensión. 
Bibiana Candia, Las trapecistas no tenemos novio, 2016.separador de posts catjpg
Ofra Amit_El regalo_SM 5

Relato: La visita, Emilio Gavilanes

   Se le ocurrieron dos disculpas para visitarla: era Navidad y le habían dicho que se encontraba enferma.

   Le abrió ella misma, en bata, sin arreglar y con gesto de que le doliese algo. Al verlo, se cerró la bata por el cuello con una mano y con la otra se echó el pelo hacia atrás para dejar la cara despejada. «Pasa, pasa», le invitó, azarada. «¿Y cómo…?» «Me han dicho que estabas enferma. Y tenía muchas ganas de verte. ¿Estás sola?» «Sí», dijo ella como avergonzada. «Claro. Es muy fácil querer a alguien con salud.» «Ha salido un momento», cortó ella, que no escuchaba, concentrada en justificar que estuviese sola. «¿Te sigue pegando?» «Muy poco. Ahora me quiere mucho. Y yo tengo todo lo que necesito. No tenías que… Me alegro de que hayas venido, pero no tenías que haberte molestado. Estoy muy bien. Es este dolor.» Se tocó un costado. «Pero ya no me duele tanto», y se rio sin ganas, intentando borrar el dolor de su gesto. «Siéntate. Ya ves que esto es pequeño y está todo revuelto, pero es cómodo.» Hacía mucho calor y el aire estaba muy cargado. «¿Te traigo algo?», preguntó él. «No, no. Siéntate. ¿Quieres tú algo? Te lo traigo yo», e hizo un intento agotado de levantarse. Él le hizo una señal con la mano para que no se moviese. «Si no fuese por este dolor, sería todo perfecto», dijo ella y miró alrededor como para demostrar que saltaba a la vista. «¿Quién te ha dicho dónde vivo?» Él la tumbó en el sofá, la tapó con una manta y abrió la ventana. «Le han dado un trabajo. No va a tener que viajar.» Mientras ella hablaba, él recogía cosas y ponía orden en la habitación. «¿Por qué haces esto? Ya sabes que yo le quiero a él. Aún te tengo cariño, pero le quiero a él. La belleza son muchas cosas.» «Sss. Descansa.» Cuando acabó de ordenar, dijo que se iba. La mujer salió a acompañarle. «¿Has visto qué perchero más bonito?» «No salgas. A ver si vas a coger frío.»
   «Dios mío, ¿qué sé yo del amor?», se preguntaron los dos a la vez cuando se cerró la puerta.
EMILIO GAVILANES, El reino de la nada,  2011.
Aquí te lo narro:

Ir a descargar

baba-yagc3a1-de-basilisa-la-hermosa-1899

Fiódor Dostoievski en el cuento

Fiódor Dostoievski, es considerado por muchas personas y críticos literarios  el mejor escritor de toda la historia de la humanidad, por supuesto hay detractores (cómo cada autor, los tiene). Empero, ese no es el punto de esta nota, sino escribir un poco sobre su narrativa y la manera de explorar ese basto universo literario que lleva su firma.

Es por todos conocido que este autor tiene grandes y geniales obras como: Los hermanos Karamazov, Crímen y castigo, el idiota, etc.

Pero hoy hablaremos de los cuentos de este autor, de sus relatos, (algunos más largos que otros) pero todos llenos de humanidad, de esos monólogos interiores que tan bien sabía escribir este autor, toda la psicología aplicada a las letras, esta es una forma práctica y más sencilla (en tiempo y comprensión) de conocer su obra. Les dejo enlaces a 3 de sus cuentos para que los lean online y aquí un enlace de uno de sus libros de cuentos, que siempre vale la pena tener un ejemplar a mano.

1.-Un árbol de navidad y una boda. 

2.-Noches Blancas

3.-El sueño de un hombre ridículo

¿Qué opinan? ¿Les gusta la literatura rusa?

Logo1

bartleby3web_3362

Mini Reseña | Bartleby el escribiente, Herman Melville

«Bartleby es más que un artificio o un ocio de la imaginación onírica; es, fundamentalmente, un libro triste y verdadero que nos muestra esa inutilidad esencial, que es una de las cotidianas ironías del universo.»

∼Jorge Luis Borges

Ficha



Título: Bartleby, el escribiente   Título original: Bartleby, the Scrivener: A Story of Wall Street   Autor: Herman Melville   Publicación: 1853   Traducción: Jorge Luis Borges   Páginas: 42

-Comprálo aquí en español y con envío gratis-



Un cuento breve que todo lector debería leer, todo un clásico en la gran extensión de la palabra; este texto figuraba entre los favoritos de un descarga (7)escritor tan grande como Borges, en Bartleby nos encontramos con un escribiente, empleado en una oficina de Wall Street a cargo de un abogado del que desconocemos el nombre y el cuál se convierte en protagonista de la historia.

Bartleby es pues, un enigma para el narrador (y el lector) que se niega a ejecutar cualquier trabajo fuera de escribir. La soledad es un tema constante en Melville, lo es ahora como lo fue en su Moby Dick, con sólo dos años de diferencia entre una publicación y otra. Bartleby es un ser que va en contra de toda lógica, de todo lo establecido y es quizá en ello en lo que radica su belleza y complejidad. Es un cuento indispensable para comprender tanto la soledad como el existencialismo y es tan breve que quizá escribir más de este título revelaría más información de la necesaria. Sólo me queda decir que es una historia enternecedora, que el final está llena de sentimientos, como diría Borges: “Una cotidiana ironía del universo.”

Forros Sobre Naturales cuartas.indd

Reseña | Cuentos sobrenaturales, Carlos Fuentes

cuentos-sobrenaturales-carlos-fuentes-alfaguara-3645-MLM4472260292_062013-FDesde el inicio de su carrera literaria, el territorio del relato fantástico le es tan natural a Carlos Fuentes como respirar. Este volumen incluye los siguientes cuentos, originalmente publicados en los volúmenes Los días enmascarados y Cantar de ciegos: Tlactocatzine del jardín de Flandes, Por boca de los dioses, Letanía de la orquídea y La muñeca reina. Incluye además Aura, así como los relatos inéditos El robot sacramentado, Un fantasma tropical yPantera en jazz.

Ficha



Título: Cuentos sobrenaturales   Autor: Carlos Fuentes   Género: Narrativa|Cuento   Páginas: 184   Editorial: Alfaguara      Puntuación: 4/5 

-Comprálo aquí en español-



Los cuentos de Carlos Fuentes me han parecido muy bien escritos y bastante cómicos. De este autor solo había leído “Aura” (uno de sus relatos más conocidos). Su estilo de narración me pareció freso y fuera de convencionalismos; tengo entendido que a este volumen lo precede otro titulado: «Cuentos naturales» que me queda pendiente por revisar.

Bien, que nos vamos a encontrar entre sus páginas, tenemos relatos que trastocan temas poco usuales con un giro bastante divertido, por ejemplo, en su primer relato: «Chac Mool» nos encontramos con una deidad de características humanas que asombra por la temática y, sobre todo, el tratamiento del tema que resulta incluso chusco. Al leer estos cuentos se entrevé la gorma en que el autor incorporó su país de origen -México- en algunos relatos se escribe mucho sobre el pasado y los tiempos mejores que y han quedado muy atrás. Tiene toques nostálgicos, cómicos y sarcásticos que siempre son un acierto.

Si te gusta Carlos Fuentes, puedes intentar con: José Emilio Pacheco, Woody Allen y Mario Benedetti.