Juan Rulfo y las raíces del pueblo mexicano



La noche pasada, entre sueños, escuche en la radio un programa donde el locutor leía una breve semblanza del fallecido autor, en su narración dio paso a hechos como su temprana orfandad, sus trabajos, sus aficiones, sus obras, entre otros datos curiosos. Seguir leyendo

Anuncios

Estas ruinas que ves, Jorge Ibargüengoitia



datos-generales



TÍTULO: ESTAS RUINAS QUE VES  AUTOR: JORGE IBARGÜENGOITIA    EDITORIAL: JOAQUÍN MORTIZ   GÉNERO: CONTEMPORÁNEO  EDICIÓN: 1ERA  PÁGINAS: 189 ISBN: 9682710251


 Bueno, a fechas recientes he estado leyendo lo que existe publicado de este autor, desde hace tiempo considero que él es, además de uno de mis autores predilectos, uno con el que siento una gran empatía, quizá sea por qué es mexicano, quizá por su humor o quizá es el tratamiento que le da a los temas que hace que el lector sienta una empatía especial hacia él. Qué se yo, en fin este libro lo obtuve de la biblioteca, por segunda vez, la primera fue el año pasado, leí creo que 3 páginas y lo devolví por falta de tiempo. Esta vez pude concluirlo y me ha gustado bastante. Seguir leyendo

Los pasos de López, Jorge Ibargüengoitia

Buenos y fríos días desde este lado del mundo, hoy les contaré un poco sobre este libro que he leído hace poco. Después de un tiempecito sin leer al querido Jorge, me encontré con este título en la biblioteca de mi ciudad (afortunadamente tienen la mayoría de él). Al principio y muy a mi pesar me costo establecer una “conexión” con la historia, pese a que la trama es muy interesante, pero de esto hablaré un poquito más adelante. Vamos con los datos básicos:



Título: Los pasos de López  Autor: Jorge Ibargüengoitia    Editorial: Joaquín Mortiz   Género: Contemporáneo  Edición: 1era  Páginas: 220 ISBN: 9682710251



En e86198l Bajío personal de nuestro autor se fragua, con humor implacable, paródico y antisolemne, la Independencia de México. Desde el encuentro casual del cura Periñón y el teniente Matías Chandón, hasta el día en que el primero resuelve firmar su abjuración poniendo al calce López, transcurre una de las novelas más finas de Ibargüengoitia. En ella se encarga —sin segundas intenciones— de desmitificar a gesta heroica insurgente con una inigualable sucesión de enredos y aventuras que nos obliga a seguirlo a un final más o menos feliz.

Seguir leyendo

Reseña | Cuentos sobrenaturales, Carlos Fuentes

cuentos-sobrenaturales-carlos-fuentes-alfaguara-3645-MLM4472260292_062013-FDesde el inicio de su carrera literaria, el territorio del relato fantástico le es tan natural a Carlos Fuentes como respirar. Este volumen incluye los siguientes cuentos, originalmente publicados en los volúmenes Los días enmascarados y Cantar de ciegos: Tlactocatzine del jardín de Flandes, Por boca de los dioses, Letanía de la orquídea y La muñeca reina. Incluye además Aura, así como los relatos inéditos El robot sacramentado, Un fantasma tropical yPantera en jazz.

Ficha



Título: Cuentos sobrenaturales   Autor: Carlos Fuentes   Género: Narrativa|Cuento   Páginas: 184   Editorial: Alfaguara      Puntuación: 4/5 

-Comprálo aquí en español-



Los cuentos de Carlos Fuentes me han parecido muy bien escritos y bastante cómicos. De este autor solo había leído “Aura” (uno de sus relatos más conocidos). Su estilo de narración me pareció freso y fuera de convencionalismos; tengo entendido que a este volumen lo precede otro titulado: «Cuentos naturales» que me queda pendiente por revisar.

Bien, que nos vamos a encontrar entre sus páginas, tenemos relatos que trastocan temas poco usuales con un giro bastante divertido, por ejemplo, en su primer relato: «Chac Mool» nos encontramos con una deidad de características humanas que asombra por la temática y, sobre todo, el tratamiento del tema que resulta incluso chusco. Al leer estos cuentos se entrevé la gorma en que el autor incorporó su país de origen -México- en algunos relatos se escribe mucho sobre el pasado y los tiempos mejores que y han quedado muy atrás. Tiene toques nostálgicos, cómicos y sarcásticos que siempre son un acierto.

Si te gusta Carlos Fuentes, puedes intentar con: José Emilio Pacheco, Woody Allen y Mario Benedetti.

El peatón, Jaime Sabines



Se dice, se rumora, afirman en los salones, en las fiestas, alguien o algunos enterados, que Jaime Sabines es un gran poeta. O cuando menos un buen poeta. O un poeta decente, valioso. O simplemente, pero realmente, un poeta.

Le llega la noticia a Jaime y éste se alegra: ¡qué maravilla! ¡Soy un poeta! ¡Soy un poeta importante! ¡Soy un gran poeta!

Convencido, sale a la calle, o llega a la casa, convencido. Pero en la calle nadie, y en la casa menos: nadie se da cuenta de que es un poeta. ¿Por qué los poetas no tienen una estrella en la frente, o un resplandor visible, o un rayo que les salga de las orejas?

¡Dios mío!, dice Jaime. Tengo que ser papá o marido, o trabajar en la fábrica como otro cualquiera, o andar, como cualquiera, de peatón.

¡Eso es!, dice Jaime. No soy un poeta: soy un peatón.

Y esta vez se queda echado en la cama con una alegría dulce y tranquila.



Poesía: Como quien oye llover, Octavio Paz



Óyeme como quien oye llover,
Ni atenta ni distraída,
Pasos leves, llovizna,
Agua que es aire, aire que es tiempo,
El día no acaba de irse,
La noche no llega todavía,
Figuraciones de la niebla
Al doblar la esquina,
Figuraciones del tiempo
En el recodo de esta pausa.

Óyeme como quien oye llover,
Sin oírme, oyendo lo que digo
Con los ojos abiertos hacia adentro,
Dormida con los cinco sentidos despiertos,
Llueve, pasos leves, rumor de sílabas,
Aire y agua, palabras que no pesan:
Lo que fuimos y somos,
Los días y los años, este instante,
Tiempo sin peso, pesadumbre enorme.

Óyeme como quien oye llover,
Relumbra el asfalto húmedo,
El vaho se levanta y camina,
La noche se abre y me mira,
Eres tú y tu talle de vaho,
Tú y tu cara de noche,
Tú y tu pelo, lento relámpago,
Cruzas la calle y entras en mi frente,
Pasos de agua sobre mis párpados.

Óyeme como quien oye llover,
El asfalto relumbra, tú cruzas la calle,
Es la niebla errante en la noche,
Como quien oye llover
Es la noche dormida en tu cama,
Es el oleaje de tu respiración,
Tus dedos de agua mojan mi frente,
Tus dedos de llama queman mis ojos,
Tus dedos de aire abren los párpados del tiempo,
Manar de apariciones y resurrecciones.

Óyeme como quien oye llover,
Pasan los años, regresan los instantes,
¿Oyes tus pasos en el cuarto vecino?
No aquí ni allá: los oyes
En otro tiempo que es ahora mismo,
Oye los pasos del tiempo
Inventor de lugares sin peso ni sitio,
Oye la lluvia correr por la terraza,
La noche ya es más noche en la arboleda,
En los follajes ha anidado el rayo,
Vago jardín a la deriva
Entra, tu sombra cubre esta página.



La fotografía de Juan Rulfo

Juan Rulfo, (Sayula, México, 1918 – Ciudad de México, 1986) Con un sólo libro de cuentos, El llano en llamas (1953), y una única novela, Pedro Páramo (1955), bastaron para que Juan Rulfo fuese reconocido como uno de los grandes maestros de la narrativa hispanoamericana del siglo XX. Su obra, tan breve como intensa, ocupa por su calidad un puesto dentro del llamado Boom de la literatura hispanoamericana de los años 60, fenómeno editorial que dio a conocer al mundo la talla de los nuevos y no tan nuevos narradores del continente.

Alguna vez Rulfo escribiría “a todos los que les gusta leer mucho, de tanto estar sentados les da flojera hacer otra cosa”. A él le gustaba leer mucho, le apetecía la historia, la música de la Sinfónica Nacional y la fotografía, pero a diferencia de los voraces y perezosos lectores, él desarrolló una vasta obra fotográfica en comunión con su trabajo literario.

La producción fotográfica de Juan Rulfo sucede entre 1940 y 1958. Se cree, su imaginario visual se alimentó de los trayectos que debía hacer cuando trabajaba para la Goodrich Euzkadi como capataz. De esos kilómetros recorridos registraría la arquitectura, el paisaje y su gente. Aunque sus fotografías las realizó durante los mismos años en que configuraba su producción escrita, ambos trabajos se consideran completamente independientes, aunque no por ello aislados, pues muchas de sus imágenes bien pudieron ser los escenarios de sus textos.

Con Rulfo sucedía algo curioso, en el mundo literario no se sabía de su fotografía y en la fotografía no se sospechaba que fuera escritor, su obra es una muestra rica de los paisajes mexicanos, la crudeza y su ojo siempre observador que denunciaba las condiciones rurales de la sociedad mexicana de principios de siglo.

Aquí un muestrario:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Reseña: Los relámpagos de Agosto, Jorge Ibargüengitia

relampagosPara defenderse de una serie de injustas calumnias, José Guadalupe Arroyo, un antiguo militar retirado, decide echar la mirada atrás y poner por escrito los recuerdos que guarda sobre algunos de los hechos de la historia reciente del país de los que fue testimonio. El siempre espléndido escritor Jorge Ibargüengoitia optó en su primera novela por narrar unos acontecimientos rigurosamente históricos, pero quiso cambiar los nombres principales de sus protagonistas y observarlos a través del prisma desmitificador de la sátira, con lo que consiguió diseccionar con inusual brillantez algunos de los sucesos más significativos de una de las últimas páginas del proceso revolucionario mexicano.

banner6



Título: Los relámpagos de agosto   Autor: Jorge Ibargüengoitia   Páginas: 135   Género: Ficción

-Comprálo aquí en español-



Este libro es el primero que escribio Jorge I., donde hace uso de la sátira y explora ese espacio histórico inconcluso a su manera, me refiero al período inmediato posterior a la lucha revolucionaria en México, esa época en que se buscaba la integración de una nación unificada, diversificada y completamente democrática, según pues, la historia oficial registrada en los libros de texto. El autor va más allá de esa ya muy digerida historia y explora ese período desde una perspectiva más nacional, por tanto, más real y fehaciente de los hechos, ficticios en este caso, pero que bien pudieron acercarse a la realidad. Para este cometido se vale del recurso tan común de las autobiografías utilizadas y publicadas durante esa época por los generales de la revolución, donde narraban sus hazañas, contradiciendo a sus enemigos, contando la historia “como fue” según su conveniencia personal.

revolucionmexicana

El personaje principal de la novela, del que se valió el autor fue el ficticio general José Guadalupe Arroyo, que es un hombre característico y bonachón (desde su punto de vista personal), que nos narra los sucesos de los que fue “víctima”, mientras él actuaba todo lo moral que le era posible, sufriendo calumnias por actuar correctamente y varias rencillas con enemigos políticos, siempre encabezadas por sus opositores; los personajes de Ibargüengoitia gozan de tintes corruptos/formales, es decir, son personajes muy propios en sus formas y maneras, que intentan justificar o encubrir sus acciones, atribuyéndose un papel de víctimas, que resulta hilarantemente irónico.

Es interesante leer las obras de Ibargüengoitia porque nos muestra la historia desde otro punto de vista, uno más crudo y real, que nunca pierde el sentido del humor y que te brinda verdaderas carcajadas con su forma tan ágil de escribir y pensar, las tramas son muy fáciles de seguir y son de lo mejor que he leído en años, les recomiendo ampliamente a este autor, no se arrepentirán.

 

 

#Especial lecturas de México. Pedro Páramo por Juan Rulfo

MEXICO

Ficha técnica


Título: Pedro Páramo   Autor: Juan Rulfo   Páginas:81    Género: Contemporáneo

Aquí lo puedes conseguir


¡Buen viernes! hoy hemos llegado al final de este especial, el cual me hizo retomar muchas cosas que había olvidado, varios autores que tenía un tanto de lado, pero que ahora me he reencontrado y reenamorado, además, en mi búsqueda conocí muchos libros mexicanos clásicos y contemporáneos que ya les estaré compartiendo por aquí. Sin más y esperando que hayan gustado de las entradas, vamos con el argumento.

Seguir leyendo

#Especial lecturas de México. El laberinto de la soledad por Octavio Paz

MEXICO

Ficha técnica


Título: El laberinto de la soledad   Autor: Octavio Paz   Género: Ensayo      Precio:  $84.00

Aquí lo puedes encontrar


Buen jueves, hoy como es mi costumbre traigo otro ensayo, en esta ocasión me refiero a Octavio Paz, nuestro premio novel y gran exponente de nuestras letras, un ensayista magnífico y diplomático, un poeta, yo en lo personal le admiro mucho, como escritor, humanista, filántropo, es uno de mis personajes favoritos, al respecto les recomiendo si están más interesados leer los ensayos de Enrique Krauss sobre Paz, sin más elegí este libro para reseñar ya que me parece que hay un antes y un después con Octavio Paz, este ensayo en particular nos expone sus ideas, así que vamos pues con el argumento. Seguir leyendo