¿Qué tan importante es leer?

 

Como habrán leído en el título, en esta ocasión, hablaremos sobre las ventajas, los beneficios, lael-regalo-reyes-magos-o-henry-L- importancia de la lectura y ¿por qué no? la escritura; este tema se me ha insinuado en los últimos días ya que constantemente estamos rodeados de información, de datos y pues bien, me surgió la inquietud de escribir sobre ello ya que he estado escuchando bastantes “podcast’s” de diverso índole (si les gustaría que hablara más sobre ellos, déjenmelo saber en los comentarios) entre ellos literatura y ciencias, todo esto inmerso en un ámbito de cultura del que se pretende empapar a la sociedad.  Al consultar el número de visitas  -100 a 150 por emisión- me ha parecido terriblemente triste por el hecho de que somos miles, es más, millones en mi país y saber que solo de 100 a 150 personas se inmiscuyen en este tipo de contenido me hace pensar en demasiadas cosas. Sé por supuesto que hay más vías, medios donde se puede estar informado (no pretendo que todos escuchen podcast) el punto es que al pensar en la cultura y el fomento de esta me nació la inquietud de la investigación sobre conocer en que me ayuda ser lector. Sin más os dejo una frase que resume en gran medida esta entrada:

“Importa, para que los individuos tengan la capacidad de juzgar y opinar por sí mismos, que lean por su cuenta”.–Harold Bloom

En mi experiencia como lectora durante mi vida y al parecer de varias fuentes de consulta, los beneficios de leer resultan desde obvios hasta sorprendentes; como habremos leído en alguna ocasión además de los muchos y muy claros beneficios de la lectura se encuentran en el ámbito de la dicción, por ejemplo: leer te ayuda a tener una dicción cada vez más refinada (más exacta), te ayuda a conocer palabras que no solemos usar en nuestra jerga diaria, además de desarrollar habilidades imaginativas, tener un cerebro más pro- activo, el cuál, mediante las conexiones cerebrales interneuronales que se producen durante la lectura, contribuyen a mantener una vida útil más prolongada -cerebralmente hablando- es decir, (en términos generales, evita la pronta degeneración neuronal y en términos más llanos, evita que tengamos demencia a temprana edad) leer además te conecta con tu interior, descubres que al saber tus géneros y autores predilectos tienes un reflejo de tus ideas y emociones expresadas en palabras de otros. Creo que hay libros que nos ayudan a crecer, a ser mejores, pero también hay libros que nos enseñan, de los que aprendemos ya sea ciencia, sociedad, política, no importa el ámbito, la lectura es sí o sí, enriquecedora.
tumblr_llrmnuseOJ1qzb5wzo1_1280
En cuanto a las habilidades cognitivas, más allá de fisiológicas, no diré que leer nos hará más inteligentes, pero si desconoceremos menos. Leer es un gran incentivo para investigar, para saber más, despierta la curiosidad (que advierto es interminable) al conocer distintas formas de pensar, coincides o rechazas totalmente, he ahí el nacimiento de la consciencia propia. El lector ávido es un ser pensante que tiene muchas capacidades, tanto intelectuales como filosóficas, tampoco te diré que leer te hará mejor persona, pero quizá si que te haga más consciente para muestra de ello  recomiendo: Ensayo sobre la ceguera de José Saramago. (la reseña aquí)
Ahora bien, he escuchado decir a algunos amigos que la lectura no les apetece del todo y mi respuesta es que para ser un lector no tienes que leer novelas solamente, o tener todo el tiempo para seentarte, leer y no levantarte hasta pasadas 10 horas, no, puedes leer lo que desees, cuando desees y cuanto desees. Además existen muchos géneros, bastantes de hecho que no tienen nada que ver con muchas de las lecturas actuales, para muestra un botón: tenemos desde periodismo hasta manuales de hagálo usted mismo. Este además es un reconocimiento a mis amigos y comunidad bloguera, esta labor es muy útil y me da gusto que cada vez seamos más.
La lectura, la compañía de las palabras, son en definitiva un barco, si lo abordas, no lo querrás dejar jamás lo prometo. Nos leemos pronto.
Por cierto les recomiendo los libros de Harold Bloom que explican como leer y por qué leer, una guía muy útil para reflexionar sobre nuestra forma de leer.
Separador (1)

“En definitiva, leemos…para fortalecer nuestra personalidad y averiguar cuáles son sus auténticos intereses”–Harold Bloom

Besos, Firma

La novela negra, ¿un género poco valorado? + Recomendaciones

Alé mercado

¡Buenas y nubladas tardes! Hoy por fin, me decidí a buscar información para hacer esta entrada, la cual he procastinado hasta el infinito, considero que soy una grupie de la novela negra, no soy totalmente erúdita en estos temas, por lo cual decidí escribir este artículo, para compartir mis pesquizas y que pueda ser útil para quienes se iniciarán en este género, o para quienes ya lo estén y quieren leer más sobre esto.


Para comenzar hay que hacer una explicación/aclaración importante, (que confieso yo desconocía),  solía no hacer distinción entre novela negra y novela policíaca pero son diferentes,  -aunque podemos considerar la novela negra como un tipo de novela policíaca-, la impariedad estriba en lo siguiente: Seguir leyendo

Fernando Savater: Palabras sobre la soledad

¿Qué sucede cuando te quedas sin motivos para querer vivir, pero tampoco deseas morir?

Hace poco leí un artículo que me dejo partida a la mitad, así tal cual, se trata de una entrevista para el periódico: El Clarín, realizada por Raquel Garzon al filósofo y escritor Fernando Savater, donde la conversación se centro en la pérdida de las esperanzas y en la tristeza y de como no superarla (porque en ocasiones el tiempo, aunque aligera la carga no la desaparece), como se vive con dolor y como se vive con la nostalgia como sombra y compañera. Savater perdió a su mujer víctima del cáncer el pasado año, con quién no termino en ese entonces un proyecto a manera de ensayo y semblanza de sus escritores favoritos y que recientemente se ha publicado, más por su recuerdo que por deseo del escritor.

Les reproduzco una parte de la entrevista y al final les comparto el link a la entrevista completa en el portal de noticias.



“Yo doy por acabada mi vida. No creo que vuelva a escribir. Ya no me hace ilusión nada”, dice ahora Fernando Savater. Y llora. Autor de una treintena de libros y excatedrático de Etica y de Filosofía y Literatura, Savater se quita los anteojos y enjuga el llanto al recordar a su mujer, Sara Torres, muerta hace un año.

–¿Cómo se siente ante el libro que Sara firma pero que no llegó a ver?

–Yo acabé el libro con grandes dificultades. Empecé a escribirlo con mucha ilusión, porque ella estaba allí… [Savater se emociona. Todo lo que sigue lo dirá secando sus lágrimas y eligiendo cada palabra como quien estudia dónde pone el pie ante la amenaza de un pantano]. Yo en el fondo escribía para que ella me quisiera más. Todo lo que yo escribía se lo daba y ella lo leía, lo comentábamos, y el placer era que a ella le gustase. Fue muy difícil acabar. Pero me hubiera parecido una traición dejarlo a la mitad, aunque me considero totalmente incapaz de volver a escribir. Hago articulitos en la prensa porque hay que seguir comiendo… Aprendí que perder las ganas de vivir no quiere decir que uno tenga ganas de morir. Siempre creí que eran vasos comunicantes, que uno subía y el otro bajaba… 

–¿Y no es así?

–He descubierto que no. No puedes tener a la vez ganas de vivir y ganas de morir, pero en cambio puedes, a la vez, no tener ganas de vivir ni ganas de morir. Y es el punto en el que estoy. Ella durante la enfermedad hablaba de que yo escribiese algo sobre nuestra relación. No sé si podré, tampoco estoy seguro de que tenga interés. 

–Quizá no es tiempo todavía.

–No sé. Nunca he entendido muy bien los consuelos o la impaciencia que la gente siente contra las personas que están tristes. “¿Cómo? ¿Todavía estás…?” Pavese en El oficio de vivir decía que la gente trata a los tristes como trata a los borrachos: “Bueno, siéntate, a ver si se te pasa…”  Yo conozco cosas que no cura el tiempo. Para mí, al contrario, empeora en muchos aspectos. Porque lo habíamos pasado tan mal, yo la había visto sufrir tanto que la muerte no era la muerte, sino el final del sufrimiento. Pero ahora la muerte es la muerte. Y entonces, para mí es ahora peor que cuando pasó. Pero eso es parte de la exploración que hace uno de sí mismo, en estos casos.

–¿De una nueva fragilidad?

–Sí. Además hay algunos que hemos sido muy neófitos en esto del sufrimiento. Yo nunca había hecho nada sin alegría, todo lo hacía desde la alegría. No sabía que se podía estar tanto tiempo triste…

Enlace a la entrevista completa

 

El 1° Atlas Literario Universal

¿Quieres contribuir con el primer atlas universal e interactivo de la humanidad? Sigue leyendo…

Imagen sin títuloLo que más me gusta de internet es la globalización, la posibilidad de conocer ideas e iniciativas que surgen con gran velocidad y que mejor que poder formar parte de ello. La literatura es un campo amplísimo, se publican libros frecuentemente, se reeditan otros y algunos autores obtienen renombre, pero como el mundo es tan basto algunos escritores no son del todo conocidos en varias latitudes del planeta, esta iniciativa llamada: World Literary Atlas pretende rescatar todas esas obras en un solo lugar.

Aquí su descripción:

El World Literary Atlas pretende rescatar el patrimonio literario de todas las ciudades, pueblos y lugares del mundo creando el primer atlas literario universal e interactivo de la historia de la humanidad. Con ello crearemos una forma más rica y diversa de ver nuestras ciudades, pueblos, monumentos, ríos, etc.

Si tu ciudad o lugar preferido aún no aparece en el World Literary Atlas y conoces algún autor que haya escrito sobre ellos, no dudes en publicar la primera cita. Por el contrario, si ya tiene una entrada propia, puedes colaborar con la página de tu ciudad aportando nuevas citas o ayudando a la contextualización de las ya existentes.

Imagen sin título,Así que, si quieres unirte a este proyecto, no tienes más que dar clic en su página -por aquí- y enriquecer este acervo bibliográfico, además de que claro puedes consultar obras de todo el mundo y expandir las fronteras.

Lee lo que quieras leer

Hoy tuve oportunidad de reflexionar sobre un tema del que hasta hace poco tenía una opinión consolidada y que ha estado cambiando a una un tanto más concienzuda. La situación fue la siguiente: Una amiga que se interesa más bien poco por el tema de los libros, recibió como obsequio precisamente uno, me comento que al parecer el autor de dicho ejemplar era muy admirado por la persona que le hizo el regalo y que ella no tenía mucha idea sobre si le gustaría leer el libro o no, así que pidió mi opinión y me adjunto la imagen de dicho libro, al descubrir que el ejemplar en cuestión estaba escrito por Paulo Coelho, honestamente no supe que responderle y le pedí me diera unos minutos para organizar mis ideas y darle una opinión neutral y objetiva, más que una guiada por mis moldes anteriores respecto al género en cuestión.

images (1)Así que bien, este suceso me dio oportunidad de reflexionar sobre varios temas, en principio una pregunta ¿cómo formular una opinión neutra sobre un género que no me gusta?, he escrito anteriormente y hay constancia de ello en un par de post de este mismo blog que a mí no me gusta el género de autoayuda/superación personal/espiritual,  claro está eso es una concepción personal que me he formado ya que he intentado leer un par de libros para no tener una opinión con base en el polvo sino con conocimiento previo de la líneas generales que componen estas narraciones.

El punto al que pretendo llegar es el siguiente: siempre he sido muy tajante en mi opinión
respecto a un género literario que no me gusta, con afirmaciones no sutiles sobre ello, me pasa lo mismo con el Young-adult y algún par de géneros más, y gracias a esta reflexión llegue a una conclusión: Lee lo que quieras leer. Así de simple, yo soy consciente de que cuando te inicias (o no) en el mundo de la literatura, se sabe poco o nada de qué libros leer o como empezar con algún género o qué autores debería o no leer, ¿cuáles son los contemporáneos, cuáles los clásicos?, ¿inicio con los más conocidos o con los considerados como “de culto”?, son preguntas que solo se resuelven experimentando, a base de prueba y error, y si te gusta el Young adult o el Clásico (por contrapuntear dos géneros casi opuestos) y solo lees ese género, está bien, leer es una actividad muy personal, una charla mental donde debes elegir a los integrantes. Todos en algún punto hemos pasado por ello, hay algún libro que nos gusta pero que no es considerado “bueno” o que está de moda o que es best seller, o que no es considerado excepcional por ser muy reconocido y porque no es underground. Con esto, por supuesto no me refiero a que todos los libros escritos sean buenos y deban ser leídos, no, hay literatura buena y hay mala, mucho va a depender de nuestra configuración mental y otro tanto de la crítica profesional, que por supuesto consagra a unos y hunde a otros, todo depende de que es lo que te interese leer; antes de salirme de contexto he de decir que si, en el caso de la literatura, lo que escoges para material de lectura influye en tu manera de pensar y en lo que considerarás bueno y lo que considerarás no tan bueno a expensas de tu propia formación como lector, en gustos se rompen géneros y no importa si está de moda o no leer, espero que lo esté porque la lectura es un placer excepcional así que, si, lee lo que quieras leer, con el tiempo te formarás un gusto determinado por un género o múltiples, y si ya tienReuters-libros-mujer1-640x400es un género bien definido, te invito a experimentar. Como anécdota personal, yo me inicié con los clásicos y durante años solo leí ese género, una ocasión leí lo siguiente: “Los libros contemporáneos de hoy, serán los clásicos del mañana”, me di la oportunidad de leer todos los géneros que me interesaron y que pasaban por mis manos y ahora he expandido mis gustos, sí que hay géneros que no me gustan, y nos los leo y así de simple, así que lee, equivócate con libros, arrójalos por la ventana, pero lee.

Libros que te pondrán incómodo

La literatura es tan variopinta que podemos encontrarnos casi cualquier cosa que imaginemos escrita en un libro, así pues, a expensas de nuestra configuración mental, podemos leer libros o temas que nos son incómodos, que nos producen morbo o consideramos “delicados”. Así también existe también otro tipo de libros que perturban la imaginación y nos inundan de emociones diversas. En esta ocasión, les presento una selección de algunos títulos que pueden o no incomodarles.

  • El almuerzo desnudo, William Borroughs. Es considerada la obra fundamental de William S. Burroughs, así como piedra angular de la literatura estadounidense. Extremadamente controvertida y calificada de “obscena”, fue prohibida por los juzgados de Boston, debido sobre todo a las escenas de pedofilia y asesinato que el libro planteaba. La sentencia fue anulada en 1966 por la Suprema Corte de Justicia de Massachusetts.

 

  • Tenemos que hablar de Kevin,  Lionel Shriver. Esta novela fue escrita en 2003 y centrada en Kevin Katchadourian, un adolescente responsable de varios asesinatos en su escuela, está narrada en forma de novela epistolar desde la perspectiva de su madre. La narración toma la forma de cartas que Eva dirige a su marido, Franklin, tras la masacre. En ellas detalla su relación matrimonial desde antes de quedar embarazada de Kevin, su hijo mayor, así como su vida cotidiana tras el hecho, que incluye visitas a Kevin en la cárcel. Asimismo, Eva detalla varios eventos que había mantenido en secreto a su marido, así como la conflictiva relación con Kevin, y repasa los hechos que llevaron al fatídico día de la masacre. Shriver se centra en la importancia relativa de las características innatas y las experiencias personales en la conformación del carácter, ya que una de las principales preocupaciones del libro es la posibilidad de que las dudas de Eva acerca de la maternidad hayan influido en el desarrollo psicológico de Kevin.

 

  • Ensayo sobre la ceguera, José Saramago. Es una novela publicada en 1995, Saramago la definía como «la novela que plasmaba, criticaba y desenmascaraba a una sociedad podrida y desencajada». Es una novela psicológica, contada por un narrador omnisciente que especialmente se centra en el personaje principal que es la mujer del médico. El profundo egoísmo que marca a los distintos personajes en la lucha por la supervivencia, se convierte en una parábola de la sociedad actual, trascendiendo así el significado de ceguera más allá de la propia enfermedad física. «Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven». José Saramago en Ensayo sobre la ceguera. Lee mi reseña aquí

 

  • Réquiem por un sueño, Hubert Selby Jr. Sara Goldfarb, una viuda cuyo contacto con el mundo se reduce a las horas pasadas delante del televisor en su modesto apartamento de Coney Island, fantasea con participar un día en un popular concurso televisivo. Harry, el hijo veinteañero de Sara, yonqui como su novia Marion y su mejor amigo Tyrone, sueña con abrir un café bohemio que permita a los tres abandonar el sórdido y desesperanzado mundo que los rodea y que a duras penas reconocen. Con un estilo único, un ritmo palpitante, y una crudeza sin precedentes en la reciente literatura norteamericana, Hubert Selby Jr. logra en Réquiem por un sueño retratar la angustia de una generación que descubrió sin saberlo la vertiente más oscura del sueño americano considera una obra de culto.

 

  • American Psycho, Bret Easton Ellis. Es una novela que describe, en primera persona, los episodios en la vida de un yuppie asesino de Manhattan a finales de los ochenta. La novela está escrita tal como la escribiría un psicópata, en un estilo que expresa sus obsesiones, manías, sadismos, odio y vacío existencial: un largo monólogo que puede llegar a parecer incoherente en algunos pasajes, pero que corresponde al contexto de desquiciamiento mental del personaje.

 

  • Los 120 días de Sodoma o la escuela de libertinaje, Marqués de Sade. es una novela escrita por el marqués de Sade durante su estancia en la prisión de la Bastilla. Este libro es capital, no sólo dentro de la obra del marqués de Sade, sino en la historia de la humanidad. Se halla en él una clasificación rigurosa de todas las pasiones en sus relaciones con el instinto sexual. El marqués de Sade quiso condensar en esta obra todas sus teorías, y creó, cien años antes del psiquiatra Krafft-Ebing, lo que se llamaría «psicopatía sexual».

 

  • Los diarios de Turner, William Luther Pierce. Deje esta novela al final ya que, es considerada como uno de los libros más peligrosos/influyentes que se hayan escrito, gracias a él, directa o indirectamente se han cometido una serie de crímenes que les detallaré debajo. El autor de la novela: William Luther Pierce (líder de la organización supremacista blanca Alianza Nacional) describe una violenta revolución en Estados Unidos la cual lleva a la derrota del gobierno federal de Estados Unidos y, finalmente, a la exterminación de toda la población judía y no-blanca, dejando una población total en Estados Unidos de 50 millones de personas arias.

La novela fue en un principio solo distribuida por correo y en “ferias de armas” en Estados Unidos, fue emitida en forma de serial por las publicaciones de la Alianza Nacional, ha sido asociadada a varios hechos violentos, el más notable es el atentado de Oklahoma City en 1995.

Algunos otros atentados relacionados con el libro:

-La Orden, un grupo supremacista blanco de principios de los años 80’s, involucrado en asesinatos, robos y falsificación, fue llamado así por el grupo en el libro y motivado por los escenarios de la guerra racial. Esta asociación asesinó a Alan Berg y se involucró en otros actos violentos para acelerar la guerra racial descrita en el libro.

-Al momento de su arresto, Timothy McVeigh, el hombre declarado culpable por el atentado de Oklahoma City, tenía una copia de Los Diarios Turner entre sus posesiones. El atentado de McVeigh era similar al evento descrito en el libro donde el grupo terrorista ficticio vuela en pedazos las oficinas centrales del FBI.

-John William King fue declarado culpable en Jasper, Texas por arrastrar a James Byrd, un afroamericano. Mientras King encadenaba las piernas de Byrd a la parte trasera de su camioneta, se reporta que le dijo, “Vamos a comenzar temprano los Diarios Turner.”

-Durante el curso de un juicio federal relacionado con la paliza que recibió un ciudadano norteamericano de nombre Frank Jude, Jr. en 2004 por varios oficiales policiales fuera de servicio en Milwaukee, Wisconsin, una copia de “Los Diarios Turner” fue hallada durante un registro de la casa de uno de los oficiales de policía que fue hallado culpable por la paliza a Jude.

El cuento, entre las sendas de la imaginación

imagenpng_cuentos_infantiles1Existen cuentos innolvidables, brevisímos como una sola frase o un tanto más largos, cuentos que se convierten en novelas, historias que nos llevan por las sendas de la imaginación y nos desdibujan la realidad, existen cuentos que compartimos, narramos, leemos a otros y que nos contamos a nosotros mismos.

Julio Cortázar decía que:  “el cuento es un género indefinible, que no se puede encasillar y que un cuento debe atraparnos de inicio a fin para después volvernos a colocar en la realidad y que podamos verla con una nueva perspectiva, con otros ojos.”

El cuento, a diferencia de la novela, tiene la limitante de la brevedad, el contra reloj, esta característica es la que más disfruto al leerlos, que son tan efímeros en ocasiones, que no se tiene más texto y que “es lo que hay”, un buen cuento te sumerge totalmente en la atmósfera de la narrativa que busca el autor, trastoca y remueve tu interior, incita a que la imaginación tome caminos ya sea curisosos, interesantes o sorpresivos.

Este género que se define como una narración corta con personajes imaginarios se ha convertido en uno de mis favoritos, disfrutó leerlos y contarlos, transmitirlos, por eso en esta ocasión quisé detenerme un poco a reflexionar sobre estas historias breves que nos hacen soñar y quiero compartirles una lista con algunos de mis cuentos favoritos, (seguro se me escapan algunos) les incluyó los links para que puedan leerlos, gracias por leer.

  1. El guardagujas/ Juan José Arreola
  2. No oyes ladrar los perros/ Juan Rulfo
  3. La identidad/ Elena Poniatowska     Aquí te lo narro
  4. El bigote/ Guy de Maupassant   Aquí te lo narro
  5. Revolución/ Slaomir Mrozek
  6. Fiesta de disfraces/Woody Allen   Aquí te lo narro
  7. Colas de Manhattan/ Woody Allen
  8. Talpa/Juan Rulfo
  9. El recado/Elena Poniatowska
  10. La dote/ Guy de Maupassant
  11. El peral de la tía miseria/ Cuento popular español
  12. El almohadón de plumas/ Horacio Quiroga   Aquí te lo narro
  13. El otro yo/ Mario Bennedetti    Aquí te lo narro
  14. Anacleto Morones/Juan Rulfo

 

¿Cuál es tu cuento favorito?

Artículo. Memorias de la generación Beat en la literatura

Hubo una época durante la década de los 50‘s, en las calles de San Francisco, cuando la música que se escuchaba era jazz, en las reuniones se hablaba de la libertad sexual y el consumo de drogas, no como tabú, sino con naturalidad, cuando la literatura se fusionó con todas las artes y una generación fue autonombrada como “Beat”, un movimiento que resonó no solo en los Estados Unidos sino también en latinoamérica, pero esa es otra historia que recordaremos después.

Neal-Cassady-y-Jack-Kerouac-esta-foto-perteneciò-a-la-portada-del-libro-de-Jack-Kerouac-On-The-Road

Neal Cassady & Jack Kerouac

Hablar de la Generación Beat, además de un movimiento literario, es hablar de un movimiento contracultural  de la nación norteméricana,el término se acepta como “beat down” y hace referencia al cansancio y al abatimiento que tenían algunos americanos respecto al tradicionalismo, los protagonistas eran literatos que querían vivir todo antes que morir inmersos en la mediocridad. Entre los actores principales, nos encontramos con Jack Kerouac, Allen Ginsberg, Neal Cassady & William Burroughs,los cuales formaron un círculo literario en el que predominaba la lectura de autores franceses y lo combinaron con fiestas en las que el jazz se podía escuchar desde el barrio de al lado.

Allen-Ginsberg-y-Gregory-Corso-Nueva-York-1973.-1024x672

Allen Ginsberg & Gregory Corso

En la actualidad los Beats son reconocidos como iconos de la contracultura norteamericana y como uno de los movimientos culturales de mayor influencia en la segunda mitad del siglo XX. Expandieron la noción de las obra de arte, dando énfasis al proceso sobre la obra terminada, fusionando lo cotidiano con lo extraordinario.

Holmes lo describió así: ¨la generación Beat es una visión, no una idea...”

Obras principales que rescatan la ideología de la generación Beat para comprender este cambio de paradigma en una sociedad tradicional:

  1. En el camino de Kerouac
  2. Aullido de Ginsberg
  3. El almuerzo desnudo de Burroughs

Steven-Taylor-Allen-Ginsberg-Peter-Orlovsky-photo-by-Saul-Shapiro

Steven Taylor, Allen Ginsberg & Peter Orlovsky

La generación beat fue un parteaguas en la literatura, que permitió la expansión intelectual de literatos, músicos y artistas en un mundo que se volvía cada vez más globalizado, la contracultura del beat dejo mucho, vale la pena recordarlo.

Los espero en los comentarios 😀

F28C775CFEC6B1CE06A3309033F3CAE6

 

 

 

La importancia de la traducción

Actualmente como lectores nos encontramos a20090123130736-traduccion-literariante una basta oferta editorial, cuando se trata de elegir un libro, tenemos variedad de opciones: casas editoriales pequeñas, medianas y las grandes editoriales conocidas por todos gracias a su popularidad y demanda; al elegir un libro varios factores influyen, ya sea la portada, el precio, si la editorial  nos es familiar o no, el género, el autor, el volumen, el año de publicación y en algunas ocasiones la popularidad de tal obra. Pero pocas veces nos ponemos a revisar el traductor, si la traducción es individual, compartida, o si ha sido traducida más de una ocasión.

La importancia de la traducción en los clásicos

Las traducciones en los libros son sumamente importantes, ya que pueden influir en el resultado final o durante el proceso de lectura, este es un fenómeno percibido mayorítariamente en los libros clásicos ya que la traducción influye mucho en la interpretación y aceptación que tendrá el lector ante estas obras, en ocasiones es usual escuchar al hablar sobre clásicos comentarios como que la obra es tediosa, densa, aburrida, incomprensible o difícil de llevar, esto en gran medida ocurre debido a distintos factores tales como:

  1. Una traducción antigua, debido a una primera edición o reimpresiones no recientes.
  2. Un traducción no neutral, es decir: modismos, refranes, metafóras propias de una región o país que complican la lectura para hablantes de un mismo idioma pero distintas variantes del mismo.
  3. Una traducción no revisada
  4. Una traducción muy técnica

En el caso de los clásicos particularmente suele ocurrir que las traducciones no son actualizadas y tal motivo en ocasiones pone una barrera cultural, idiomática y mayormente generacional que complica el acercamiento de generaciones jóvenes y además tal motivo explica el porque unos clásicos son más leídos que otros, ya que al ser más populares o vendidos, se reeditan, reimprimen y se tienen traducciones más neutras que acercan al lector a estos.

El anonimato del traductor

The Tower of Babel- Pieter Bruegel - 1563

Retomando mi primer párrafo y haciéndo mención a los traductores, mientras buscaba información encontré un artículo sumamente interesente a este respecto, (Artículo aquí) y parafraseandolo, se explica el anonimato del traductor, el como al presentar un libro, solo cobra sentido si mencionamos al autor, pero nunca al traductor, al leerlo recapítule los libros que he leído, las traducciones que he elogiado, las traducciones que he descartado, y el anonimato del que contribuí, este hecho, el anonimato en gran medida influye en las traducciones actuales, la competencia entre la traducción editorial  ha mermado en ocasiones el gran trabajo de un traductor free-lance, me parece importante en este punto reconocer el trabajo de los traductores ya que sin ellos y sin su interpretación muchas obras no habrían llegado a nosotros.

Díganme, ¿qué opinan de las traducciones?, ¿que experiencias han tenido con ellas?.

Un abrazo

 

Fuentes consultadas:

  1. La realidad del traductor literario: luces y sombras, Carmen Lopez, http://Eldiario.es. España
  2. Aspectos culturales y traducción. La tradición literaria Ana Luna Alonso. Écrire, traduire et représenter la fête, Universitat de València, 2001, pp. 779-790, I.S.B.N.: 84-370-5141-X

Mi historia como lector

domingo

Saludos, espero que su fin de semana haya sido agradable y de descanso, que estuvierán muy felices, hoy en este domingo de variedades quiero hablarles un poquito de mi historia como lector, como empecé, que he leído bueno, malo, que me ha dejado la lectura y con que personas me ha conectado. Seguir leyendo